Vecinos de la zona hallaron su cuerpo en medio de bolsas de residuos y desperdicios. El pequeño aún tenía el cordón umbilical y presentaba cortes y golpes en las piernas.

En el mediodía del martes, vecinos de la localidad bonaerense de Merlo se encontraron con una escena de terror: entre medio de bolsas de basura hallaron muerto a un bebé recién nacido.

Todo ocurrió cerca de las 12:30, en la intersección de las calles Carlos Gardel y Brumana del barrio Arco Iris. Según lo informado por los medios locales, el pequeño aún tenía el cordón umbilical.