Los terribles abusos contados por la víctima se habrían extendido durante diez años, o sea que la misma tenía cinco cuando supuestamente el primo de 26 años comenzó a someterla sexualmente. El denunciante es el padre de la menor quien concurrió a la seccional Sexta del barrio Santa Inés en la ciudad de Resistencia.  

Una mujer cuando supo que su hija le contó al papá de los abusos sexuales por parte de un primo, la llevó a la Iglesia para que se confiese con el cura.

Pero los hechos sucedieron en el domicilio del presunto abusador, en Villa Barberán de acuerdo al testimonio de la adolescente. El último ataque se habría producido en abril de este año. El padre de 44 años,  con todos los datos puso al tanto a su expareja de 47 a fin de seguir con el trámite judicial.

Fue la mamá de la víctima que trató de saber más y llamó a su hermana y madre del acusado. En todo momento negó los hechos y defendió al hijo del que no se revela la identidad para no exponer a la sobreviviente.