Habían pasado unos minutos de las 21 y Zoe Romero, de 15 años, estaba en la puerta de su casa de la zona Oeste de Rosario cuando desde una moto dispararon una ráfaga de tiros: la fusilaron. La noticia se conoció apenas 48 horas despúes del crimen de Lucas Vega Caballero, un chico de 13 años que jugaba en las Inferiores de Rosario Central.

El asesinato de Zoe sucedió este miércoles por la noche en Garzón al 3.800 del barrio Moderno y la causa es investigada por la fiscal Gisela Paolicelli de la Unidad de Homicidios. En el lugar del crimen se secuestraron 10 vainas servidas, calibre 9 milímetros y 40.

Según los primeros indicios y de los testimonios recabados por los investigadores, Zoe estaba en la puerta de su domicilio cuando, al menos dos sospechosos en moto -que no han sido identificados- pasaron por el frente de la propiedad a los tiros, indicaron fuentes con acceso al expediente.