Este miércoles, Genda Bai, una residente del pueblo de Purusottampur, descubrió una piedra preciosa mientras recogía leña en un bosque en Panna, Madhya Pradesh, India. Un experto en diamantes confirmó su autenticidad. La gema pesó cuatro quilates y se estima que tiene un valor de más de 25.000 dólares. El brillante se venderá en una próxima subasta de diamantes donde la familia de Bai, que vive en una vivienda en ruinas, espera obtener el máximo posible de dinero, según ThePrint.