Una joven brasileña de 20 años llamada Andressa Souza murió debido a una infección causada por un piercing que se hizo en el labio. Estuvo internada más de dos semanas en terapia intensiva en el Hospital da Vida en Dourados pero los médicos no pudieron salvarla.

Fue ingresada al hospital con fuertes dolores de cabeza y fiebre. Al principio los médicos lo atribuyeron a un caso de dengue, enfermedad que está teniendo un brote en la zona donde vivía la chica. La infección se debía en realidad a un piercing mal hecho en el labio.

La madre de la joven explicó: “Vimos que tenía la boca muy hinchada, no había como moverlo. Estaba tan hinchada que no había como sacar el piercing”. Los médicos explicaron que la infección se originó en el labio inferior pero rápidamente se extendió al torrente sanguíneo y al cerebro de la chica.