Un hecho de inseguridad le tocó vivir a la fiscal de Narcomenudeo Nº1  Natalia Lovey Pessano, cuando estaban en una camioneta junto a su esposo (accionista de la firma Delidrinks), dos sujetos armados en una moto llegaron hasta el vehículo ubicado frente del domicilio de la magistrada, en avenida Italia y Rita A. de Sustaita y robaron una mochila que tenía en su interior alrededor de ocho millones de pesos. Los ladrones dispararon una vez al piso, cuando el hombre quiso impedir el robo.

El matrimonio entró a su camioneta y los motochorros sorprendieron a ambos, cuando estaban por salir desde avenida Italia y Rita A. de Sustaita, lugar donde residen las víctimas y a dos cuadras del domicilio de la jueza federal Zunilda Niremperger, donde las 24 horas hay un gendarme custodiando el inmueble de la magistrada luego de amenazas recibidas por sus investigaciones.

El robo a la fiscal y su esposo fue de características muy violentas, e incluso al menos, uno de los delincuentes disparó al piso para amedrentar al empresario que se resistía a entregar la mochila con los ocho millones de pesos.