El empresario cordobés Sergio Fontanellas fue asesinado a quemarropa en la ciudad peruana de Iquitos, informaron medios locales de Río Tercero y Perú. Por el hecho, hay dos detenidos.

El crimen sucedió este lunes en un restaurante, mientras se jugaba el partido de repechaje entre la selección peruana y Australia.

El cordobés, que residía en Perú, fue trasladado hasta un hospital en donde confirmaron su deceso, según el medio local Loreto al Minuto.

Fontanellas se radicó en Perú en 1988. Se casó con la hija de un importante empresario fluvial y fundó empresas navieras que prestaban servicios de navegación a las petroleras Techint, Pluspetrol, Repsol y Oxy, entre otras. El país era gobernado por el polémico Alberto Fujimori.

El empresario riotercerense fue acusado de haber recibido dinero (unos cuatro millones de dólares) del ex jefe de inteligencia Vladimiro Montesinos entre los años 1998 y 2006, «proveniente del tráfico de drogas» para «lavarlos» a través de la conformación de empresas navieras en Iquitos. Fontanellas soportó incluso un pedido de captura internacional y un proceso de extradición en Argentina, que fue desestimado por la Justicia Federal. Además de la incautación de todos sus bienes en Perú.