La expresidenta de Bolivia Jeanine Áñez fue condenada este viernes a diez años de prisión al ser declarada culpable de fomentar un “golpe de Estado” contra el gobierno socialista de Evo Morales en 2019.

La exmandataria, de 54 años, fue juzgada sin ningún tipo de inmunidad. El Tribunal Primero de Sentencia Anticorrupción de La Paz la consideró por unanimidad responsable por los delitos de incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes.

Por protocolo ante la pandemia del Covid-19, no se le permitió estar en la corte y siguió la audiencia de forma virtual desde la cárcel en la que fue recluida, con detención preventiva, hace más de un año.