Comenzaron una petición en donde la acusan de adorar al diablo por dibujar un corazón con el número 666 dentro en una publicación alusiva a la banda de heavy metal.

Un hecho insólito ocurrió en una secundaria de St. Catharines en Ontario, Canadá, cuando un indignado grupo de padres decidió iniciar una petición para exigir la renuncia de la directora del colegio por ser fan de Iron Maiden, la clásica banda de heavy metal de Reino Unido.

Cerca de 400 personas han firmado la petición que está alojada en Change.org con la cual se busca que Sharon Burns, directora de la Eden High School, sea transferida a otra institución.

“Como padres preocupados con niños impresionables en Eden High School en St. Catharines, Ontario, estamos profundamente perturbados porque la directora asignada a la escuela mostró descaradamente símbolos satánicos y su lealtad a las prácticas satánicas en sus plataformas de redes sociales públicas donde todos los estudiantes pueden verlos en @edenprincipal (no en su cuenta personal)”, dice la petición que fue iniciada por Debbi Lynn, una madre de la escuela, según IHeartRadio.

El viernes pasado, una actualización de la petición aclaraba que no querían eliminar a Burns por su amor por Iron Maiden, sino por “mostrar abiertamente su PROPIO (sic) letrero hecho a mano con el 666 claramente en él”.

Señalan los indignados padres que el número representa al diablo, al anticristo o al mal, sin tener en cuenta que también hace referencia a una de las canciones más famosas de la banda de heavy metal: “The Number of the Beast”.